Fija sus ojos.

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos. (Salmos 32:8 RVR60)

El pone su mirada en nosotros, ya cuando eres escogido por El no hay más que voltear hacia el y dar gracias en todo momento, así vengan cosas difíciles y aún en gozo el nos muestra su gloria en todo, nos enseña por donde caminar.